Skip to main

Suscripción a Boletín

Envíanos tu correo electrónico
para recibir nuestras novedades.

Contenido del dialog UI.

Noticias 2017

Donación de documento
Viernes 13 de julio de 2018

Donación de documento

Donación de un documento con la  “Ley de independencia de 1825”, impreso sobre seda


El pasado 26 de junio, el Museo Histórico Nacional tuvo el agrado de recibir una donación realizada por Martha Inés Núñez, en representación de la familia Quijano-Núñez. Se trata de un documento impreso sobre seda, conteniendo la “Declaratoria de Independencia de la Banda Oriental del Río de la Plata”, según señala el título del mismo.

El documento transcribe la primera de las tres leyes que fueron resueltas y declaradas el 25 de agosto de 1825 en la Florida, Ley de Independencia, de Unión y de Pabellón. A través de ellas, la Provincia Oriental, en aquel momento incorporada al Imperio del Brasil como Provincia Cisplatina, declaró “írritos, nulos, disueltos y de ningún valor para siempre todos los actos de incorporación, reconocimientos, aclamaciones y juramentos, arrancados a los pueblos de la Provincia Oriental por la violencia de la fuerza”. Retomada la soberanía de la Provincia, se declaró también la reincorporación a “las demás Provincias Argentinas, á que siempre perteneció por los vínculos más sagrado que el mundo conoce”; dándose también un Pabellón, de color azul, blanco y punzó, de forma provisoria,  “hasta tanto que incorporados los Diputados de esta Provincia, a la Soberanía Nacional, se enarbole el reconocido por el de las Unidas del Río de la Plata, a que pertenece”.

La pieza donada, está fechada en el “año de 1825” y fue realizada en Montevideo por la “Imprenta de la Caridad”. Dicha imprenta  surgió por iniciativa de la Comisión de la “Hermandad de la Caridad de Montevideo”. Esta organización filantrópica, había impulsado anteriormente el desarrollo de un hospital en el año 1788 y una casa de niños expósitos en 1818. Es justamente en el seno del hospital y funcionando en sus instalaciones que se instaló la imprenta, con el objetivo inicial de generar los medios propios para así reducir los costos de impresiones de los talones de lotería, con los que se sustentaba la institución y los servicios prestados por ella.

Para el montaje de la misma, se acudió a elementos de antiguas imprentas que ya habían funcionado en Montevideo, aunque muchas de sus piezas fueron confeccionadas en el territorio Oriental. De esta forma, fue ensamblada y reestructurada por el carpintero Carlos Camus y el Herrero Mariano Basigaluz.

Desde 1822 hasta 1846, la actividad de impresión fue supervisada por la superintendencia de la Comisión de Imprenta, manejada y cuidada por los propios niños expósitos y los asilados y dirigida por maestros peritos.

Para el año 1825 en que fue impreso el documento donado, la Imprenta de la Caridad apareció en la sociedad con más fuerza y protagonismo, ya que desde el año anterior había dejado de funcionar la “Imprenta del Estado”, siendo rematada públicamente. La maquinaria y elementos de impresión seguramente fueron adquiridos por la Imprenta de la Caridad, ya que para 1825 era registrada poseyendo tres prensas de hierro y madera. Su acción de impresión fue adquiriendo mayor importancia, transformándose en referente en materia de impresión en el momento en que fue realizada la impresión sobre seda de la ley de independencia. Esta trascendencia, puede explicar la selección de ella como la encargada de realizar este trabajo, destinado a ser entregado a cada miembro del Congreso de la Florida como pieza honorífica.

En este caso el documento fue dirigido al diputado por el pueblo de "Las Vacas" (actual departamento de Colonia) “Sr. Don Juan Tomás Núñez” (1784-1869), bisabuelo de la donante, quien habría sido además, el último sobreviviente de los congresistas.

Es un documento que se encuentra en buenas condiciones de conservación aunque con evidencias de su deterioro, ya que por la exposición prolongada a la luz, se han perdido gran parte de las firmas. No obstante, es una pieza sumamente importante que brinda elementos destacados sobre aquel período y que se incorpora a nuestro acervo para su restauración, conservación y custodia, enriqueciendo el patrimonio de todos los ciudadanos, quienes podrán acceder a la misma cuando así lo soliciten.

 

 

Donación de documento

 
Ministerio de Educación y Cultura